A un vecino que se fue

Hay momentos en que miro desde mi ventana el  edificio de en frente, y se nota que ya nada es igual. Que tristeza me produce mirarlo, pero no puedo dejar de hacerlo. Hace 4 años conocí a la Familia Cacchione, y cada día conversaba con Doña María de Cacchione , y aunque tenía que decirle mi nombre cada vez que la veía, estoy casi segura que ella lograba reconocerme siempre (padece de Alzheimer). Don Gioventino su esposo, un hombre tan anciano como ella era un  poco amargado,… y que amargado!.  Quizás estar consciente que a su edad se le sumaba una enfermedad,  le hacía renegar contra todo, aunque debo reconocer que también tenía sus días buenos.   A Doña María no le pasa lo mismo, porque ni siquiera se da cuenta que ella misma es una anciana, y mucho menos de que esta enferma. Constantemente la llevan al médico de emergencia. El estómago es uno de sus problemas más frecuentes, dolores y vómitos siempre le aquejan, además de la tensión alta o baja, pero a su edad creo que eso es normal. Muchas veces cuando la llevaban al médico, Don Jacinto decía: “María esta mejor que nadie, primero muero yo antes que ella, ya verán” pues llegó ese día. Don Jacinto se fue el 13 de este mes, un día antes del día de los enamorados, como poder olvidar esa fecha, y aunque en el condominio tenía fama de amargado y mal genio, segura estoy que todos lo van a extrañar, porque ya nada es igual.   (J.C.1925-2015)

Anuncios

...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s